Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 24 Agosto 2014 10:59

Filosofía de la ejecución en el Islam 3+audio

Filosofía de la ejecución en el Islam 3+audio
En este programa, responderemos algunas otras dudas sobre los castigos de la ejecución.


El Islam, como una religión inspirada para la vida individual, también presta atención a la vida social; a la seguridad de la vida de una comunidad. Este rito celestial, dirigido a destruir las malas intenciones de los delincuentes y reformar el interior del ser humano, también ha puesto el castigo como un factor disuasivo externo.

 

Obviamente, no existe sociedad que sea indiferente ante el asesinato y el derramamiento de sangre, y que no tenga leyes para protegerse de ello.
En el mundo contemporáneo, la ejecución es la mejor ley para enfrentar el delito y el asesinato, y consecuentemente somos testigos del cambio de normas concerniente al asesinato en diferentes países.

 

Uno de los principales motivos de los que se oponen a la ejecución, es la alegación de que esta, es contraria a la filantropía y el espíritu de civilización que respeta la vida de todos los seres humanos. Ellos dicen que matar no es bueno, lo que implica también la ley de ejecución.


En respuesta, preguntamos: acaso el matar y la violencia siempre es incorrecto? Si uno para defenderse, trata de matar al agresor, su hecho es incorrecto?. Podemos afirmar que el luchar con el enemigo sea incorrecto?


Lo que podemos decir ciertamente, es que no todas las medidas concernientes a quitar la vida, son malas;  es más, son autorizadas y están de acuerdo con la justicia.


Quien enfrenta una amenaza seria y no tiene más remedio que matar, no hace algo malo. Así que, en las normas de algunos países estas formas de quitar la vida, son autorizadas. Cuando hay conflictos, ningún país, duda en defenderse y si no ha y otro remedio, matan a las fuerzas del país agresor. Lo que autoriza matar al agresor es el derecho a la vida que tiene la víctima. Cada persona tiene el derecho a vivir, lo cual no quita el derecho de la vida de los demás. Porque considera la razón y la moral, obligatorias para defender y mantener su vida.


Además de esto, volvemos a hacer otra pregunta, por qué los Gobiernos que se oponen a la ejecución, en casos sensibles, la autorizan?
Reiteradas veces, hemos sido testigos de que, la Policía, tras perseguir a un delincuente, lo ha tratado matar. Como es que los Gobiernos opuestos a la ejecución, dan a la Policía el permiso de matar al perseguir a un delincuente y a bandas terroristas? ¿Estos casos no son inhumanos? La verdad es que todas las comunidades para mantener la seguridad y estabilidad han ordenado matar.


El filósofo italiano, Thomas Aquinas, creía que para la existencia de la comunidad era necesario disfrutar de todos los derechos necesarios para protegerse y mantenerse lejos de los daños de personas. Entonces, no parece correcto el razonamiento del castigo de los oponentes de la ejecución.


Para el hombre, el derecho de vivir y disfrutar de una libertad es una bendición divina, pero estos dos derechos son limitados en el derecho de los otros y el respeto de su libertad, y si una persona viola uno de estos límites (o derechos), hay que imponer un castigo.


Obviamente, cabe mencionar que en esta misma era moderna, en los países avanzados que se oponen a la ejecución, conforme a sus propias leyes fácilmente, inocentes pierden la vida sin que nadie proteste.

La ley del aborto, permite a una madre quitarle la vida a su bebe. En este caso, ninguno de los oponentes a la ejecución, habla sobre misericordia.


Algunos afirman que la muerte es mala sangre en las mentes de las personas, mientras que hoy en día se muestran escenas de asesinatos brutales a través de los medios de comunicación como la televisión y el cine.

Según las estadísticas del sitio web Farsik, cada alumno norteamericano antes llegar a la juventud, ha visto al menos 8 mil asesinatos y 90 mil actos violentos por el cine y la televisión. La pregunta a plantear aquí es, acaso esto no influye en cometer delito? Acaso estos escenarios no causan la pérdida de valores en la comunidad?


Los disidentes de la ejecución, apoyándose en algunas estadísticas, dicen que la supresión de la pena de muerte en algunos países, no ha creado ningún cambio en las estadísticas de los delitos, y no ha tenido resultado alguno, por ello, plantean la cadena perpetua como la opción más viable.


En respuesta; primeramente, las estadísticas no son concluyentes. En segundo lugar, los datos no pueden ser generalizados debido a que estas estadísticas son a menudo específicas a un área en particular, con una cultura particular de esa zona. Por el hecho que lo digan los países avanzados, no se puede considerar la cadena perpetua semejante o sustituto de la ejecución, no se puede considerar que esta sentencia incluya a todos los países y culturas ya que las enseñanzas religiosas tienen un papel eficaz en la orientación de la comunidad para abstenerse de cometer delito.


Tercero, hay que mencionar que los delitos como el asesinato tienen diferentes factores, uno de ellos es la extensión de la violencia a través de los medios de comunicación durante los últimos años. En estas condiciones, no se puede alegar que la pena de muerte haya sido ineficaz para prevenir estos delitos. Además, se tiene que responder a la pregunta si la ejecución no ha sido disuasiva, y si la cadena perpetua tiene influencia en prevenir el asesinato.


De otro lado, la cadena perpetua como un castigo por asesinato, además de los gastos elevados que impone a la comunidad, puede ser origen de daños innegables para los mismos delincuentes y sus familias. Porque este tipo castigo, quita la libertad personal para siempre y destruye la vida, como un tipo de muerte gradual. Además la cadena perpetua, no tendrá una influencia ni da una lección a los demás.


Desde el aspecto psicológico y social, el temor a ser ejecutado, se crea dentro del ser humano, impidiéndole cometer asesinato; esto no es comparable con el castigo de cadena perpetua.


Los oponentes dicen que la ejecución, impide que el asesino tenga la opción a ser reformado. Pero como puede aceptarse esto? En que parte del mundo se ha reformado uno de estos delincuentes profesionales? ¿No es cierto que en la mayoría de los casos, el castigo alternativo de ejecución ha sido el encarcelamiento?


Por el contrario, las cárceles actuales en muchos casos, se han convertido en lugar para que los criminales intercambien sus experiencias, adquieran más mañas delictivas y se creen nuevas relaciones entre delincuentes peligrosos. En esta situación, el encarcelamiento no se considera una alternativa adecuada a la ejecución.

Hoy somos testigos que muchos países, están buscando una alternativa a las cárceles y nos preguntamos; encontrarán lo que buscan?.
No hay duda de que la pena de muerte ha sido siempre uno de los factores que disuaden el crimen. Una comisión formada en el año 1953 en Inglaterra, encargada de investigar sobre el nivel de la influencia de castigo de la ejecución en la prevención del delito, aseguró que no podía determinar su inutilidad pero si podía contar los casos que habían sido eficaz.


"No hay ninguna estadística ni historial con los que podamos determinar cuántas personas diariamente piensan en asesinar a inocentes, pero si podemos afirmar que por causa del temor a la pena de muerte, son disuadidos", afirmó esta comisión.


Nadie puede negar que el castigo de ejecución, es un asunto agradable, pero para lograr elevados objetivos, es lógico aceptarlo. Mejor dicho, a lo largo de la historia, la seguridad y el bienestar han sido muy importantes dentro de la vida social, y podemos preservarlos con las leyes juntamente con la educación.


En resumen, si el delincuente evita cometer el delito por temor al castigo, naturalmente la ley de ejecución es útil y eficaz y reduce el nivel de crímenes. Así que, la existencia de tal derecho, por si solo puede abastecer este importante objetivo en la comunidad.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar