Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 13 Noviembre 2015 07:28

Derechos Humanos Islámicos 3+audio

Derechos Humanos Islámicos 3+audio
IRIB- En este programa abordamos los avatares de los derechos humanos en las comunidades occidentales en la época medieval y el renacimiento.

 

 

Estimados oyentes en el programa anterior estudiamos el proceso histórico del establecimiento de los derechos humanos en la antigüedad. En este programa, continuando la revisión histórica, planteamos los cambios en los derechos humanos de las comunidades occidentales en la época medieval y del renacimiento.

El periodo de dos mil años de la historia medieval comprende entre el siglo V y el XV. Su inicio es situado en el año 476 con la caída del Imperio romano de Occidente y su fin en 1453 con la caída de Constantinopla en manos de los turcos otomanos. Entre las características de dicha era destacan la promoción de la religión cristiana y el poder de los clérigos de este credo, el establecimiento del sistema feudal que provocó la limitación de los derechos y las libertades de las personas, especialmente la libertad de expresión. Obviamente, la promulgación de la Carta Magna por el rey de Gran Bretaña, Juan en el año 1215 cristiano, se puede mencionar como el punto de partida histórico de este periodo.

Con la aparición y extensión de la religión cristiana y, considerando las enseñanzas de las religiones monoteístas, que destacan la moralidad, fraternidad, dignidad y prestigio elevado del ser humano, en los siglos III y IV de la era cristiana, un gran número de personas se convirtieron al cristianismo y los clérigos de la Iglesia lograron beneficiarse de confianza y respeto creciente y gradualmente se hicieron con el poder político y religioso. Los obispos y la comunidad clerical abusaron de su influencia y rechazando el sistema de esclavitud, promovieron la creación del sistema feudal, en el que estimularon a los esclavos a obedecer a sus patrones. De esta forma, lograron ingentes riquezas y así se creó una nueva forma de las diferencias de clase en el Occidente. Por otro lado, estas autoridades religiosas, alegando que sus ideas se basan en la voluntad divina, pudieron disfrutar del apoyo del pueblo y alcanzar una influencia considerable en la estructura política.

Con la toma del poder de la Iglesia con el papa a la cabeza, en el siglo XIII cristiano, se desactivaron los derechos naturales de las personas que habían sido planteados por primera vez por los griegos, especialmente los estoicos, y en vez de la idea natural de los derechos humanos, los reemplazaron por derechos divinos. De hecho, la gran diferencia entre los clérigos cristianos y los sabios griegos y romanos era que los patrones de la Iglesia consideraban que el poder y el gobierno provenía de la voluntad de Dios y, por tanto, la intervención en los asuntos religiosos y de otra índole del pueblo era su derecho evidente, de ahí que el pueblo fuera privado de los símbolos principales de libertad, como la libertad de pensamiento y expresión. Sin embargo, los griegos no consideran que el poder provenía de la voluntad de Dios, sino creían que la gente era el origen principal del poder.

En Gran Bretaña, el marcado sistema de clases que divide la aristocracia del pueblo tiene una historia de larga data. Pese a que el rey tenía poder absoluto en el pasado, las clases aristocráticas estaban integradas por los cortesanos, clérigos, y nobles que se beneficiaban de prestigio e influencia; incluso se había formado un tipo de competencia secreta ante la monarquía absoluta del rey. Así que un comando del rey creó limitaciones lo que provocó el estallido de movimientos de resistencia.

Los acontecimientos de principios del siglo XIII cristiano pueden considerarse un ejemplo evidente de los brotes de resistencia; una situación que obligó al rey a decretar órdenes que limitaba hasta cierto punto su poder con el fin de recuperar la calma pero que creó ventajas para los aristócratas y las personas influyentes. Estas órdenes fueron decretadas en el año 1215 cristiano por el rey de Gran Bretaña de aquel entonces conocido como Juan Sin Tierra bajo el título de la Carta Magna. Este documento cuya emisión se considera un punto de partida histórico, si bien su mensaje principal está dirigido a los aristócratas, también incluye algunos derechos y libertades individuales que va más allá de la clase aristócrata y abarca a las personas civiles.

Con la aparición de sistemas despóticos a finales de la era medieval, se empezó la lucha por los derechos humanos cuyo resultado fue las grandes revolucionarias políticas de finales del siglo XVII y principios del XVIII. En aquel periodo, algunos aspectos de los derechos humanos que habían sufrido abuso hasta aquel entonces, fueron incluidos en la redacción de artículos de los derechos humanos y, consecuentemente, aparecieron en las leyes constitucionales de los países.

Ocurrido el levantamiento de la reforma religiosa y el renacimiento, gradualmente se creó la idea de que el hombre, como una criatura superior de este mundo, tenía la capacidad raciocinio de reconocer la voluntad divina y, en este terreno, era capaz de redactar las normas conveniente para el gobierno y la organización de la comunidad humana y así proporcionó el concepto de los derechos naturales con este pensamiento reflexivo y según los diversos escritos en la comunidad , especialmente, en los países con mayoría de residentes protestantes este pensamiento tuvo más auge.

El renacimiento o el reavivamiento de las ciencias y la literatura es aquella parte de la historia del Occidente que, gracias al movimiento científico y al desarrollo de las ciencias, dio lugar a importantes suceso en Europa.

Se dice que el dominio de los musulmanes en el sur de Europa, precisamente en España, encendió la antorcha de la libertad de pensamiento, en España, por un lado, y la inmigración de los filósofos griegos a Europa por la ocupación de Constantinopla por los turcos otomanos y el acceso de los europeos a las antiguas ciencias aumentó el conocimiento en aquel periodo (después de pasar el oscurantismo de la era medieval) y Europa logró una nueva cosmología y diferentes pensadores proporcionaron la idea de los derechos naturales, acuerdos sociales y el gobierno de civiles.

El movimiento renacentista que empezó durante el siglo XV en Italia, gradualmente abarcó la literatura y las ideas políticas de toda Europa y el humanismo se convirtió en la base del sistema social y de la estructura política.
Los siglos que transcurrieron tras la Carta Magna promulgada en 1215 por el rey Juan de Gran Bretaña, en el siglo XVII, debido al crecimiento intelectual de la comunidad y la lucha consecuente de los liberadores ante los reyes despóticos, se enfrentó a dos documentos la "Petición de derechos" y el "Comunicado de derechos" que han sido inspiradores de las revoluciones en pro de la libertad en Estados Unidos y Francia y otros países del Occidente.

Carlo I de Inglaterra que quiso gobernar sin consultar al Parlamento y durante 11 años de gobierno tirano con el pueblo se negó a convocar a las Cámaras. Al mismo tiempo quiso imponer la religión anglicana a Escocia, que era plebisterianos, por cuya causa estos se sublevaron. Durante este tiempo impuso préstamos, comisiones, impuestos y otras medidas económicas extraordinarias con el fin de hacer frente a los gastos del gobierno. Quiso reunir al Parlamento, petición que fue rechazada hasta tanto el rey no cambie su forma de gobernar. Carlos I reaccionó y se produjo la guerra civil entre los partidarios del rey y los del Parlamento. Sin embargo el aumento de insatisfacciones políticas y religiosas y la unidad de los partidarios del gobierno constitucional y la clase media de la comunidad obligaron al rey a aceptar el documento denominado "Petición de derechos", según el cual, se limitaba algunas prerrogativas del rey.

Después de la ejecución de Carlos I en el año 1865 cristiano, gobernaron sus hijos Carlos II y luego Jacobo II. Este último, como Carlos I, con la afirmación de que el poder del rey tenía aspecto divino ya que el rey era elegido por Dios y sobre sus actos no debía responder a nadie, desatendió los derechos del pueblo y mantuvo bajo el despotismo a la comunidad. Esto provocó la insatisfacción de la gente y de los miembros del Parlamento. Este rey, utilizando las posibilidades militares e incluso con ayudas financieras del gobierno de Francia, reprimía a sus opositores. Al aumentar las diferencias religiosas y la ira de los opositores políticos se forjó un ambiente revolucionario que obligó finalmente a Jacobo II a huir a Francia.

Este acontecimiento histórico se recuerda como la "Gran revolución" y fue el inicio de un cambio maravilloso que enterró en la historia el reinado absoluto en Inglaterra y el sistema de la monarquía constitucional poco a poco tomó el poder del rey y se elevó la competencia y el poder del Parlamento. En este sentido el Parlamento preparó un anteproyecto de la "Declaración de Derechos" y, después de estudiarlo durante meses y otros tantos discutirlo en largas sesiones, aprobó su texto final el 13 de febrero de 1689. En esta "Declaración de Derechos" se menciona una parte de los derechos fundamentales civiles y políticos que, posteriormente, se utilizó en los documentos internacionales del siglo XX.

Durante los años finales del movimiento de renacimiento, a mitad del siglo XVI, el movimiento de la reforma religiosa, como un factor en el cambio de la teología, desarrolló el movimiento científico y cultural del renacimiento.

Las enseñanzas de sabios como Martin Luthery John Calvin desempeñaron un papel principal en la salvación del pueblo del dominio de la Iglesia católica y sacaron la interpretación de la religión del monopolio de unos pocos hombres, es decir de los clérigos cristianos.

Los sucesos y acontecimientos políticos y los anhelos libertarios del siglo VII de los ingleses y el regalo de la declaración de derechos y libertades individuales proveniente de esta corriente puede considerarse un modelo inspirador de las luchas liberadoras de los estadounidenses.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar